Los primeros años de vida del bebé son los más importantes para el desarrollo de su cerebro, todos los estímulos que reciba en ese periodo le ayudarán a desarrollar sus sentidos, movimientos, pensamiento y aprendizaje. Durante esta etapa los órganos de los sentidos mejoran sus funciones, en especial los relacionados con la percepción visual y auditiva. La estimulación temprana es el conjunto de técnicas y actividades que puedes realizar con el bebé con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades físicas y mentales que serán muy importantes para su vida adulta. La estimulación temprana ofrece una gama de experiencias nuevas que también ayudan al correcto desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional del niño.